EL MAIL MARKETING Y SU USO CORRECTO

El Mail Marketing Dispone de Múltiples Ventajas.

Vamos a incluir dentro de esta categoría todo tipo de mensajería inmediata y masiva, ya sea por correo electrónico o por dispositivo móvil a través de tu número de teléfono. ¿Por qué? Pues porque la manera de trabajar es la misma, como explicaremos a lo largo del siguiente artículo. Además cuentan con ventajas comunes: la inmediatez, un alto CTR (¿Qué es esto?), posibilidad de llegar a una cantidad de potenciales clientes a muy bajo coste, etc.

Como explicamos en nuestro libro El Factor Social del Éxito, el mail marketing entraría en lo que se denomina en marketing relacional, trabajar «en extensión». Es decir, realizar mensajes directos a un gran número de potenciales clientes para convertir en ventas. Esto es posible por dos razones: el coste de adquisición de usuarios es bajo; el tiempo empleado en envío de mensajes por usuario es igualmente bajo. Esto se diferencia del trabajo «en profundidad», que se distingue no por realizar ventas, sino por establecer relaciones significativas y cercanas con otros emprendedores con la idea de compartir recursos. Esta manera de trabajar es propia de los círculos presenciales. Es lo que llamamos networking. Mientras en los círculos virtuales trabajamos en extensión; en los presenciales, lo hacemos en profundidad, ya que la adquisición de contactos es mucho más cara al requerir de más tiempo. O sea, no es económicamente viable.

Dónde Estriba el Error.

El error está en no entender un concepto fundamental de las habilidades sociales denominado «enfoque». El enfoque implica que toda relación profesional debe de ser bienvenida, porque esté en sintonía con el receptor del impacto. Es decir, si enviamos emails o mensajes de texto (impacto) debemos estar seguro que el receptor del mismo va a recibirlo de buen grado. De lo contrario, una herramienta que bien usada puede ser muy útil, se vuelve harto invasiva; y en vez de surtir efectos positivos, termina siendo tu perdición.

Se ha vuelto lo más común el recibir mensajes de texto de personas que conoces más o menos, que lo mismo te comparten un artículo sobre un tema que te es indiferente, como te envían una oferta de sus productos y servicios. Todos ellos, más tarde o más temprano, acaban bloqueados, y con esto se cierra la posibilidad de establecer otro tipo de relaciones. Por otra parte, si necesitamos de al menos 1.000 suscriptores para realizar 1 venta, cuando los receptores de los mensajes no están «enfocados», el número de mensajes puede subir a 10.000 para conseguir 1 venta; y esto sin contar el efecto negativo que hemos creado en aquellos receptores «no enfocados».

Como vemos, es una manera muy poco profesional de trabajar, pero que se puede enmendar siguiendo los consejos que voy a presentar a continuación.

Cómo Trabajar de Manera Correcta.

Si tu objetivo es trabajar «en extensión» esto es lo que debes hacer:

  1. Hazte primero con un listado de personas van a disfrutar del contenido que compartas. Es decir, que están enfocados en tu tema. Puedes hacerlo a través de listas de suscriptores a un blog o de grupos de números de móviles que están de acuerdo en recibir los contenidos.
  2. Asesórate por un buen profesional, para establecer un mecanismo adecuado para ir adquiriendo de manera automática nuevos suscriptores, y a bajo coste.  En el número y el enfoque recae el éxito.
  3. Mantén siempre un BIN (Balance de Impactos Neto) positivo.

Qué es un BIN (Balance de Impactos Neto).

Para ejercer influencia sobre tus redes de contacto, ya sea a través de medios virtuales o presenciales, debemos estar presentes por medio de impactos en nuestra red de contactos, ya sea por medio de llamadas, reuniones, o mensajes de texto. Estos impactos pueden ser de dos formas: positivos, si generan un valor para el receptor ( un contenido novedoso y útil, una ventaja económica útil, etc…); o invasivos, si sustraen tiempo del receptor (un mensaje fuera de enfoque, un mensaje de venta cuando todavía no has creado una relación de confianza y credibilidad).

Contra más positivo sea tu BIN, es decir, el balance entre los impactos invasivos y positivos, más éxito obtendrás de las relaciones con tu entorno. Por lo que, si alguna vez envías un mensaje del cual no estás seguro si va a ser recibido positivamente por el receptor, al menos asegúrate de haber creado valor de alguna manera anteriormente a este individuo. Si no es así, abstente de enviar mensajes indiscriminados, no te van a conducir a ninguna parte.

Para conocer más del autor del artículo:

Manuel R. Lavado

Autor: manuelrlavado

Manuel R. Lavado (MBA, IE Business School) es escritor, intelectual, y coach relacional, de cuya disciplina ha sido alumno en California de los principales "gurús": Eddie Exposito, Mike Macedonio, Dawn Lyons y el Dr. Ivan Misner. Es creador de las #6LeyesSociales: un conjunto de principios que desarrollan las habilidades sociales de los emprendedores.
Sobre el autor

Manuel R. Lavado (MBA, IE Business School) es escritor, intelectual, y coach relacional, de cuya disciplina ha sido alumno en California de los principales "gurús": Eddie Exposito, Mike Macedonio, Dawn Lyons y el Dr. Ivan Misner. Es creador de las #6LeyesSociales: un conjunto de principios que desarrollan las habilidades sociales de los emprendedores.